fbpx

Pautas para la planificación del aprendizaje de idiomas

Publicado por OptimismoCompartido en

Hoy escribo no solo para las personas que están aprendiendo español, sino también para todos que desean aprender otros idiomas extranjeros. Aunque los ejemplos serán sobre español, las reglas son las mismas con todos los idiomas.

Esta entrada fue escrita gracias a las preguntas y los comentarios después de LIVE en mi Instagram, que hice ya en junio. Sin embargo, este tema no hubiera estado allí en absoluto, si no fuera por el podcast, que grabé con Weronika de Planeta Języków. Os animo a ver la página. Weronika es un coach de idiomas y realiza un curso en línea sobre cómo aprender mejor los idiomas.

Volviendo al tema de planificar el aprendizaje de idiomas. ¿Cómo hacerlo para no desanimarnos después del primer paso? ¿Cómo planificar los pasos para que nos lleven a la meta? ¿Cuándo y qué hacer para que todo lo hagamos de la mejor manera posible? Esta entrada fue creada para cualquier persona que quiera aprender un idioma desde cero o que vuelva a aprender un idioma después de un largo tiempo.

Empezamos con…

¿Qué pensamientos nos rodean antes del aprendizaje? Nunca debemos olvidar que aprender un idioma extranjero es un placer y no una obligación. El desarrollo continuo y la adquisición de nuevas habilidades no es un castigo que nos han “regalado”, sino las oportunidades que tenemos para seguir adelante. Incluso si nos parece que aprendemos un idioma porque tenemos que hacerlo, porque lo necesitamos, realmente nos da mucho más que las palabras aprendidas. Nos da la oportunidad de conocernos a nosotros mismos, aprender cosas sobre nuevas culturas y costumbres, y esto no tiene precio.

Primero reglas

Si hacemos algo, debemos hacerlo bien, no de forma descuidada. No digo que tenemos que ser perfeccionistas, nada de estas cosas. Es mejor hacerlo bien que pensar en cómo sería hecho de una manera perfecta. Sin embargo, odio la mediocridad. Por lo tanto, no aconsejo la negligencia en el aprendizaje de idiomas, ya que no traerá ningún resultado. Si estamos aprendiendo un idioma, hagámoslo para que tenga un efecto que nos satisfaga.

Planificación

Es mejor planificar todo: tanto el contenido como el tiempo. No me refiero que el plan tiene que matarnos en los días de falta de ganas y/o energía. Siempre utilizo la regla de lápiz y borrador, que menciono en el podcast en Planeta Języków. Siempre está conmigo durante la planificación de cada de mis pasos. Todo lo que planificamos debe de servirnos y no hacernos infeliz.

Siempre digo que lo que está en el papel no tiene que estar de nuestra cabeza. ¿Por qué preguntarnos cada minuto qué podemos hacer ahora y perder tiempo pensando en lo mismo una y otra vez, si podemos guardarlo todo en algún calendario y usarlo más tarde? Entonces, planifiquemos el tiempo como si hayamos pagado por el curso, y dividimos el contenido dependiendo de lo que ya sabemos y lo que nos gustaría saber. Teniendo un plan, sabemos dónde estamos y hacia dónde vamos.

Poca teoría / Poco tiempo

Lo peor que podemos hacer es planificar el aprendizaje de un idioma para 2 o 3 horas a la vez. De esta manera podemos desanimarnos muy rápidamente y perder interés. Es mejor planificar un tiempo más corto, incluso 15 minutos o 30 minutos, dependiendo de cuánto aguantamos al principio. Más importante que la duración de “clase” a la vez es la frecuencia. Es mejor hacerlo todos los días o cada dos días. Los descansos más largos en el aprendizaje no ayudan a adquirir nuevos conocimientos.

El mejor momento del día

También vale la pena elegir un momento del día que nos motive más. No tiene sentido sentarnos a trabajar en el momento del declive de nuestra motivación. La falta de efectos visibles puede desmotivarnos aún más. Algunos prefieren aprender por la mañana. Os sugiero levantaros un poco más temprano y dedicar estos 15 minutos a un nuevo idioma. Otros favorecen la noche o incluso optan por el momento durante la jornada laboral. Siempre podemos pasar 15 minutos aprendiendo el idioma en lugar de navegar por Internet.

El aprendizaje de todos tipos

Nunca debemos concentrarnos en una sola habilidad. Por un lado, este enfoque nos lleva al aburrimiento, por otro lado, dominando solo una zona e ignorando el resto, no podremos usar nuevas habilidades de verdad. Por eso siempre debemos planificar un poco de todo: vocabulario, gramática, lectura, comprensión auditiva, escritura y expresión oral. Debemos desarrollar todas estas habilidades de igual manera para poder beneficiarnos de aprender un nuevo idioma extranjero.

Exámenes y premios

Sé que los estudiantes tienen la mala opinión sobre las pruebas y los exámenes. No hay mejor manera de verificar si hemos adquirido nuevos conocimientos o si conocemos un tema determinado, como a través de una prueba corta. No importa cómo verifiquemos nuestras habilidades, lo más importante es que sepamos que hemos tenido éxito. Si habéis pasado la prueba, vale la pena recompensar los esfuerzos con 5 minutos de meditación, 10 minutos de paseo, un baño largo, un pastel, una película o ir al cine. Todo depende de nosotros y de la cantidad de material que hemos verificado a la vez.

Rodearnos del idioma

Cuando aprendemos un nuevo idioma, lo más importante es usarlo en la práctica. De otra manera, ¿por qué aprender algo solo por la teoría del aprendizaje? Por lo tanto, es mejor rodearnos de este lenguaje. Por un lado, gracias a esto vamos a entender más, escuchando y leyendo. Por otro lado, veremos qué progreso estamos haciendo. ¿Cuál es la mejor manera de hacer esto? Escuchando la radio en un idioma determinado o música, viendo películas y series, leyendo periódicos y libros, asistiendo a reuniones de idiomas. Debemos saber que nos dirigimos a algún lado y debemos ver nuestro progreso. Al principio, no entendemos nada, luego captamos las palabras, las frases, entendemos la oración completa, hasta que el idioma extranjero deja de ser tan extraño para nosotros.

Calendario Optimismo Compartido

No podía dejar de mencionar mi calendario, que tiene dos páginas mensualmente que nos ayudan a planificar mejor el aprendizaje de idiomas. Podemos escribir todos nuestros objetivos allí, dividiéndolos en 6 habilidades: vocabulario, gramática, lectura, comprensión auditiva, escritura y expresión oral. También tenemos ahí los registros diarios de progreso para vigilar nuestro aprendizaje. Sin embargo, no os preocupéis si el registro no está completamente lleno en algún lugar. Esto es para fines de motivarnos y no para castigarnos.

Calendario Agenda Optimismo Compartido

E-book para la gente que quiera aprender español sin la ayuda de los profes

Este párrafo está dirigido a personas que desean aprender desde cero o que regresan de nuevo para aprender español. En mi libro electrónico estará disponible el guía desde lo básico hasta el nivel C2. Todo dividido en estas 6 áreas que debes cuidar al aprender español. Vamos a tener ahí libros, lugares en Internet, sitios con textos para leer y para escuchar, de modo que no queda excluida ninguna esfera del aprendizaje de idiomas. No olvidéis encontrar una persona perfecta para ayudaros a practicar la expresión oral. Más información sobre el e-book os daré pronto.

Os animo a comprar mi libro electrónico y mi calendario. Gracias a ellos podréis aprovechar al máximo vuestro tiempo. Gracias a la planificación, la motivación y el lugar para vuestro desarrollo, podréis realizaros en la vida privada, profesional y científica.

Para comprar el calendario, os animo a que vayáis a la tienda, donde voy a venderlos desde 31 de Octubre. El precio regular del calendario es 109 PLN.

Para tener toda la información actual sobre los libros electrónicos y el blog Optimismo Compartido, os animo a suscribiros al boletín.

K.


1 comentario

Plan del aprendizaje de lenguas extranjeras · 2 enero 2020 a las 07:25

[…] olvidamos de todos los trucos que nos pueden ayudar a planificar mejor y a realizar nuestro plan. Sabemos bien qué hora del día […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *