La planificación de comidas

Publicado por OptimismoCompartido en

La planificación de comidas es algo sobre que me habéis preguntado muchas veces. Tanto en la vida privada, como en Internet, la gente me preguntaba “¿Cómo lo haces?” “¿De verdad no vas a la tienda más de una vez por semana?” A veces voy a la tienda más de una vez a la semana, pero esto se debe al hecho de que no puedo comprar todo lo que necesito en una tienda. Sin denominar las marcas, siempre voy a una tienda, generalmente a la otra voy una vez cada dos semanas y una vez al mes voy a un supermercado más grande. El resto es la planificación y el hecho de seguirla.

La lista de las recetas

Me encantan los archivos de Excel. Especialmente aquellos que me ayudan. Por eso tengo un archivo con todas las recetas. Es una lista de recetas de platos que puedo hacer y he hecho en algún momento de mi vida y que me gusta comerlas. Gracias a esto, nunca tengo que preguntarme al planificar las comidas qué cocinar y dónde puedo encontrar la receta. Ya solía trabajar de esta manera.  Cogí todos mis libros de cocina y busqué recetas interesantes o busqué en las páginas web recetas de comidas que sabía preparar. Desde que tengo este archivo, es mucho más fácil para mí, y durante la planificación de comidas no necesito tanto tiempo. Tengo ahí una categorización de ideas según el tipo de plato: el desayuno, la comida y la merienda. Cada receta contiene información sobre el libro de cocina dónde está la receta y en qué página. Además, se enumeran los ingredientes. Esto me ayuda a elegir comidas específicas y es muy útil cuando hago una lista de compras.

Cuando necesito preparar algo nuevo que aún no he hecho, busco la receta en la página Kwestia Smaku. Hay una división de recetas por el ingrediente principal, por el método o el tiempo de preparación. Gracias al hecho, puedo encontrar lo que busco. Incluso los cocineros más peores del mundo (como yo) pueden hacer una comida muy buena gracias al hecho que las recetas son escritas de una manera muy simple y adecuada Muy a menudo tengo un problema con las recetas, cuando está escrito que hay que “poner al horno para 15 minutos a 180 grados”, luego resulta que tengo que hornear 25 minutos a 200 grados o de otra manera: después de 10 minutos ya todo está quemado. En esta página nunca he sucedido tal cosa que algo fue escrito inexactamente y la comida fue incomible.

La comida

Solíamos comer solo segundos platos, pero como Las Peques comenzaron a comer comidas “normales”, siempre trato de hacer una sopa y cocinar carne en ella (sé que dicen que los niños no deben comer caldo de carne, pero no lo entiendo en absoluto). Hacemos la mayoría de las comidas para dos días, a menos que sean cosas que no se puede recalentar. Intento no repetir ninguna comida durante todo un mes. Aunque a veces tenemos un periodo de tiempo cuando comemos algo más frecuentemente porque nos gusta mucho.

Las ideas

Me habéis preguntado por las ideas para el almuerzo ola merienda, así que a continuación están las listas de varias comidas:

  • El desayuno o la cena: tortilla de huevos (verde/ con zanahoria/con jamón y tomate), huevos revueltos, huevos duros, pasta de huevo, salchichas, pan empapado de huevo batido, bolsas de hojaldre con salchichas dentro.
  • El almuerzo: crema de calabaza, crema de champiñones, caldo, sopa de pepinillos con arroz, crema de coliflor, pierogi (albóndigas de masa hervida de requesón), pechuga de pollo con espinacas y mozzarella, pollo picante con pasta de curry, pasta con salmón ahumado, buñuelos de calabaza, albóndigas con espinaca, bacalao con verduras, pero, trucha con almendras, pescado al horno con pesto de hierbas.
  • La merienda o el segundo desayuno: arroz al horno con manzana, copos de avena con manzana y plátano, zumo de frutas con gelatina, pudín, sémola (con leche o agua) con frutas (fresas o frambuesas y plátano), crema de arroz con frutas, frutas con capa superior de harina y azúcar, tarta de queso con fruta, arroz con leche, fideos vertidos sobre leche, kéfir / requesón / yogurt natural con fruta, barritas de cereales.
La base de ingredientes

También tengo algún inventario en los estantes, la nevera y el congelador, que me permiten sobrevivir sin salir de la tienda durante aproximadamente 1.5 a 2 semanas. Algunos productos que compro normalmente en el “supermercado grande» bastan durante todo el mes: son productos a granel, en latas o en frascos (jarras). En la nevera tengo una reserva para toda la semana, lo mismo generalmente se aplica al congelador, aunque a veces compro por más tiempo si hay una promoción.

En mis estantes en cocinas siempre vais a encontrar: aceite, aceite de oliva, aceite de linaza, vinagre, miel, mijo, cebada, trigo sarraceno, sémola, cuscús, harina de trigo, arroz blanco y basmati, copos de avena, latas con: leche de coco (2 latas al menos), frijoles rojos y blancos, guisantes, maíz (también 2 latas), garbanzos, tomates (preferiblemente ya cortados, mínimo dos latas), paté (sí, lo sé que no es saludable, pero tengo esa debilidad), atún (mínimo 2), pescado en tomates (también mínimo 2).

Además: concentrado de tomate (mínimo 2), puré de tomate en un cartón, kétchup, mostaza, mayonesa, frutos secos, pepinillos en vinagre, pimientos en vinagre, aceitunas.

¿Algo más? Cacao (amargo, sin aditivos por supuesto), tés negros y verdes, algunos tés de frutas en la temporada de otoño, café molido, manzanilla, menta, melisa con limón. Cosas adicionales como: sal, azúcar, azúcar en polvo, migas de pan, pimienta y otras especias.

¿Qué necesito en la nevera? Leche, queso para untar (sin mencionar los nombres de las empresas), requesón, tocino, huevos, salchichas, jamón, yogurt natural, requesón con vainilla, salsa de soja, pasta de curry, frutas, verduras. En el congelador hay espacio para pan, carne, pescado, algunas fresas, espinacas, calabaza y otras verduras que me han sobrado después de preparar alguna comida y que sé que no usaré en una semana determinada.

Así es como se ve el interior de mi cocina justo después de comprar. ¿Y cómo se ve antes? Por lo general, prácticamente no hay nada, a excepción de la mostaza y el kétchup o algo así. En los estantes hay un poco más, porque como ya lo sabéis, hay cosas que solo compro una vez al mes. Lo principal es no desperdiciar nada o desperdiciar lo menos posible.

La lista de compras

Mi lista de compras se crea desde el momento en que regreso de la tienda. Tan pronto como noto que algo se está agotando o que la cantidad de latas de algo / de kilogramos de arroz, etc. es baja, inmediatamente saco mi lista y ahí pongo lo que necesito comprar la próxima visita en la tienda. Necesito estar segura de que el día que vuelva de compras no falte nada. Nunca espero hasta que algo termine, solo para comprarlo, porque normalmente es necesario para el día siguiente y de este modo me obliga a ir a la tienda. Es la razón por la que siempre miro mi nivel de existencias del almacén (como diría en mi trabajo) y me aseguro de que nunca sea demasiado bajo.

La planificación de comidas es un ahorro del tiempo y del dinero. Gracias a la planificación de comidas no tenemos que pensar cada día que vamos a comer y tenemos que preparar y si tenemos los ingredientes y que tenemos que comprar. Estoy pensando sobre este tema una vez al mes (pierdo aproximadamente una hora, tal vez menos) y una vez a la semana estableciendo una lista de compras (aproximadamente 10-15 minutos para planificar y una hora cono máximo para comprar). También ahorro mucho dinero, porque comprar todos los días no es solo comprar las cosas que necesitamos sino también reaccionar a los caprichos y promociones. Estoy muy lejos con los ahorros reales en alimentación, pero gracias a la lista, me concentro solo en comprar todo de la lista y no tengo tiempo para mirar por la tienda para gastar dinero innecesario. Os animo también a empezar a planificar las comidas. Podéis mostrar vuestros efectos de los ahorros aquí o en Instagram o Facebook.

K.

P.D. Aquí podéis descargar el vocabulario y los que están suscritos al boletín pueden descargar el vocabulario adicional.


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *